622 59 71 85

ESPECIALISTAS EN DERECHO LABORAL

DESPIDOS DISCIPLINARIO

¿QUÉ ES UN DESPIDO DISCIPLINARIO?

 

Es aquella extinción del contrato realizada por el empresario por un incumplimiento grave y culpable del trabajador, un ejemplo el trabajador no asiste a su puesto de trabajo en repetidas ocasiones y sin justificar. Hay que tener en cuenta que cuando hay un despido disciplinario no hay indemnización por despido, sólo se abona el salario de los días trabajados, la parte proporcional de pagas extras y vacaciones.

 

¿Cuáles son los tipos de despido disciplinario según el incumplimiento grave del trabajador?

 

•Faltas repetidas e injustificadas de asistencia o puntualidad al trabajador

•La indisciplina o desobediencia en el trabajo

•Las ofensas verbales o físicas al empresario o a las personas que trabajan en la empresa o a los familiares que convivan con ellos.

•La transgresión de la buena fe contractual, así como el abuso de confianza en el desempeño del trabajador

•La disminución continuada y voluntaria del rendimiento del trabajo normal

•La embriaguez habitual o toxicomanía si repercuten negativamente en el trabajo

•El acoso por razones discriminatorias.

 

Estos son los tipos de despido disciplinario, los más utilizados son la disminución continuada y voluntaria del rendimiento del trabajo y la transgresión de la buena fe contractual. ¿Por qué? Porque muchas veces son “ficticios” y esconden un despido improcedente.

Cerramos más del 75% de los casos en menos de 20 días, en el SMAC.

Con más de un 95% de pleitos ganados en primera Instancia.

CONTACTA CON NOSOTROS

 
 
 
 
 

¿Cómo se debe hacer un despido disciplinario?

 

El despido tiene que ser notificado por escrito, con las causas alegadas que lo motivan con la fecha y con la firma del empresario, sin estas formalidades el despido será calificado como improcedente.

Ahora bien, incluso con causas alegadas puede dar lugar a un despido improcedente si dicha causa es injustificada o es “ficticia”.

 

Impugnar un despido disciplinario

 

-RECORDATORIO- solo tenemos 20 días para impugnar un despido- Cuando impugnamos un despido ante un juez tenemos tres opciones:

 

1. Que el despido sea calificado como procedente, es decir, que esté bien realizado formalmente y que las causas alegadas sean ciertas y justifiquen el despido.

2. Que el despido sea calificado como improcedente, es decir, que el despido o este mal realizado formalmente o que las causas alegadas no sean ciertas o no justifiquen una extinción del contrato. Tendrá Derecho el trabajador a una indemnización de 45 y 33 días por año (dependiendo la antigüedad).

3. Que el despido sea calificado como nulo, es decir, que el despido sea por causas discriminatorias o por vulneración de Derechos fundamentales. El trabajador tendrá Derecho a reincorporarse en su anterior puesto de trabajo con abono de los salarios de tramitación.

CONTACTA CON NOSOTROS

Síguenos en nuestras Redes Sociales

622 59 71 85

Defiende tus Derechos

622.59.71.85